Cómo Ayudar a Alguien con un Trastorno del Estado de Ánimo

Los trastornos del estado de ánimo, como la depresión y el trastorno bipolar (también conocido como trastorno maniaco depresivo), afectan a millones de personas. Sus familiares y amigos también se ven afectados. Si algún ser querido tiene un trastorno del estado de ánimo, usted tal vez se sienta impotente, abrumado, confundido y desesperanzado, o tal vez se sienta herido, enojado, frustrado y resentido. Es posible que también tenga sentimientos de culpa, vergüenza y soledad, o sentimientos de tristeza, agotamiento y temor. Todos esos sentimientos son normales.

Lo Que Necesita Saber

  • La enfermedad de su ser querido no es culpa suya (ni tampoco de su ser querido).
  • Usted no puede curar a su ser querido, pero puede ofrecerle apoyo, comprensión y esperanza.
  • Cada persona experimenta un trastorno del estado de ánimo de manera diferente, con síntomas diferentes.
  • La mejor manera de averiguar qué necesita de usted su ser querido, es preguntárselo directamente.

Lo Que Necesita Averiguar:

  • Información de contacto (que incluya los números de emergencia) del médico, terapeuta y psiquiatra de su ser querido, su hospital local, y amigos y familiares de confianza que puedan ayudar en una crisis.
  • Si tiene o no permiso para hablar sobre el tratamiento de su ser querido con sus médicos, y si no lo tiene, qué tiene que hacer para obtenerlo.
  • Los tratamientos y medicamentos que su ser querido recibe, cualquier indicación especial sobre la dosificación, y cualquier cambio necesario en la dieta o la actividad.
  • Los signos de advertencia más probables de que un episodio maníaco o depresivo empeora (tales como palabras o conductas), y qué puede hacer para ayudar.
  • Qué tipo de ayuda diaria puede ofrecer, como hacer tareas en el hogar o ayudar con las compras.
  • Cuando hable con los proveedores de atención de salud de su ser querido, sea paciente, educado y firme. Pida aclaraciones de las cosas que no comprende. Escriba las cosas que debe recordar.

Lo Que Puede Decir para Ayudar

  • No estás solo en esto. Cuentas conmigo.
  • Comprendo que lo que causa estos pensamientos y sentimientos es una enfermedad real.
  • Tal vez no lo creas ahora, pero la manera en que te sientes cambiará.
  • Tal vez no pueda comprender exactamente cómo te sientes, pero te quiero y quiero ayudarte.
  • Cuando quieras darte por vencido, dite a ti mismo que aguantarás por tan sólo un día, hora o minuto más, lo que puedas.
  • Eres importante para mí. Tu vida es importante para mí.
  • Dime qué puedo hacer ahora para ayudarte.
  • Cuentas conmigo. Pasaremos por esto juntos.

Lo Que Debe Evitar Decir:

  • Es todo tu imaginación.
  • Todos tenemos momentos como este.
  • Estarás bien. Deja de preocuparte.
  • Mira el lado positivo.
  • Tienes tantas cosas por las que vivir. ¿Por qué quieres morir?
  • No puedo hacer nada acerca de tu situación.
  • Déjate de esto.
  • Deja de actuar como un loco.
  • ¿Qué pasa contigo?
  • ¿No deberías estar mejor ya?

Descargue aquí una guía rápida de "Qué ayuda y qué perjudica".

Qué Hacer si Alguien Está en Crisis

Algunas personas se estabilizan rápido después de comenzar el tratamiento; otras tardan más y necesitan probar con varios tratamientos, medicamentos o combinaciones de medicamentos antes de sentirse mejor. La psicoterapia puede ser útil para manejar los síntomas en ese momento.

Si su amigo o familiar se enfrenta a desafíos en el tratamiento, necesita su apoyo y paciencia más que nunca. La educación puede ayudarlos a ambos a encontrar todas las opciones disponibles y decidir si se necesita una segunda opinión. Ayude a su ser querido a tomar los medicamentos según las indicaciones, y no dé por sentado que la persona no está siguiendo el plan de tratamiento sólo porque no se está sintiendo 100 por ciento mejor.

Hay Esperanza

Como amigo o familiar de alguien que está luchando con el trastorno bipolar o la depresión, su apoyo es una parte importante del proceso de mejoría. No pierda la esperanza. El tratamiento para los trastornos del estado de ánimo sí funciona, y la mayoría de las personas con este tipo de trastornos pueden volver a llevar vidas estables y productivas. Siga trabajando con su ser querido y sus proveedores de atención de salud para encontrar tratamientos que funcionen, y siga recordándole a su ser querido que cuenta con su apoyo.