DBSA Logo Depression and Bipolar Support Alliance DBSA Banner Image
In Crisis? spacer Signs and Symptoms spacer Just Diagnosed? spacer Recovery Steps spacer Helping A Loved One
ESPHome
ESPLearn About Mood Disorders
ESPFind Support
ESPEmpower Yourself
ESPAbout DBSA
ESPDonate Now
Descubre el impacto que tiene DBSA en las vidas de los individuos quienes viven con trastornos del estado de ánimo.
Leer más

La Depresión

La depresión es una enfermedad tratable, ocasionada por un desequilibrio de las sustancias químicas del cerebro llamados neurotransmisores. No es una falla en el carácter o un signo de debilidad personal. Usted no puede hacer que mejore con tratar de "olvidarla." Aunque esta enfermedad puede estar presente en su familia, no puede adquirirla de otra persona. Las causas directas de la enfermedad no están claras, sin embargo, se conoce que la química del cuerpo puede provocar un transtorno depresivo, originado por la experiencia de un evento traumático, cambios hormonales, cambios en los hábitos de salud, la presencia de otras enfermedades o el abuso de sustancias. 

Síntomas de Depresión

  • Tristeza prolongada o ataque de llanto sin explicación
  • Cambios importantes en los hábitos alimenticios y de sueño
  • Irritabilidad, enojo, preocupación, agitación y ansiedad
  • Pesimismo e indiferencia
  • Pérdida de la energía y letargo persistente
  • Sentimientos de culpa y baja autoestima
  • Incapacidad para concentrarse e indecisión
  • Incapacidad para disfrutar intereses anteriores y aislamiento social
  • Achaques y dolores inexplicables
  • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio

Si usted presenta cinco o más de estos síntomas por más de dos semanas o si alguno de éstos intefiere con las actividades laborales o familiares, consulte a su médico para que le realice una evaluación completa. Ésta debe incluir un exámen físico completo (algunas otras enfermedades pueden causar estos síntomas), abierto y honesto sobre cómo se ha estado sintiendo y una revisión de los antecedentes médicos de su familia.

Usted no puede diagnósticarse a sí mismo y no puede ser diagnósticado por un amigo o un familiar. Solamente un profesional de la salud capacitado adecuadamente, puede determinar si usted sufre de depresión. Una autoevaluación por Internet puede ayudarle a transmitir sus síntomas a un profesional de la salud.

Si usted o alguien que usted conoce tiene pensamientos de muerte o suicidio, comuníquese con un profesional médico, clérigo, ser querido, amigo o con la sala de emergencia de un hospital o llame al 1-888-628-9454 o al 911 de inmediato.

Tipos de Depresión

Las investigaciones han identificado dos principales tipos de depresión: el trastorno depresivo mayor y la distimia. Las personas que sufren de un trastorno depresivo mayor, quienes han tenido al menos un episodio depresivo mayor cinco o más síntomas por al menos un período de dos semanas. Para algunas personas, este trastorno es recurrente, lo que significa que pueden experimentar episodios cada mes, una vez al año o varias veces en el transcurso de sus vidas.

La distimia es un tipo de depresión moderada y crónica. Las personas que sufren de distimia, usualmente experimentan poco apetito o comen en exceso, padecen de insomnio o duermen en exceso y tienen pocas energías o fatiga. Las personas con distimia a menudo no están conscientes de que tienen una enfermedad, debido a que, por lo general, su funcionamiento no se ve muy afectado. Ellos van a trabajar y manejan sus vidas, sin embargo, con frecuencia están irritados y a menudo se quejan de estrés.

Personas de todas las edades, razas, grupos étnicos y clases sociales sufren de depresión. Aunque ésta puede presentarse en cualquier edad, con frecuencia la depresión se desarrolla entre los 25 y 44 años. Si usted sufre de depresión, no está sólo. Aproximadamente, 20 millones de estadounidenses adultos sufren de depresión diariamente.

Depresión Infantil

Uno de cada 33 niños y uno de cada 8 adolescentes sufren de depresión. Si su hijo presenta cinco o más síntomas por al menos dos semanas o si éstos interfieren con sus actividades cotidianas (por ejemplo, ir a clases o jugar con sus amigos), entonces es posible que su hijo esté clínicamente depresivo. Otros síntomas de advertencia de la depresión infantil incluyen dolores de cabeza, ausencias escolares frecuentes, aislamiento social y conducta imprudente. 

Las fallas o errores de los padres en la crianza de sus hijos no causa la depresión. Ésta puede tener muchas causas, como: factores genéticos, bioquímicos y una variedad de otros factores. Afortunadamente, el tratamiento de la depresión infantil es muy efectivo. Si usted considera que su hijo sufre de depresión, solicite a su pediatra que realice una prueba o una remisión a un profesional de la salud con experiencia en tratar la depresión infantil. Las investigaciones ahora indican que un diagnóstico y tratamiento temprano, podrían disminuir los futuros episodios depresivos.

Depresión en Adultos Mayores

La depresión no es una parte normal del envejecimiento. De 32 millones de estadounidenses mayores de 65 años, casi 5 millones experimentan síntomas serios de depresión y un millón sufre de depresión. Los adultos mayores con depresión no tratada, tienen mayores posibilidades de tener peores resultados del tratamiento de enfermedades médicas con las que conviven (por ejemplo, hipertensión, diabetes y enfermedades cardíacas). La depresión no tratada es el trastorno psiquiátrico más común y la principal causa de suicidio en las personas de la tercera edad.

La Depresión y las Mujeres

Las mujeres tienen el doble de posibilidades que los hombres de sufrir depresión. La prevalencia de vida de la depresión mayor es del 24% en mujeres y 15% en hombres. Una de cada cuatro mujeres experimentará depresión clínica en su vida. Los cambios en la vida y los cambios hormonales asociados con la mestruación, embarazo, aborto, período postparto y menopausia, pueden contribuir o ser factores detonantes de la depresión.

Durante el período postparto, muchas mujeres se sienten muy culpables por tener sentimientos depresivos en una ocasión en que deberían o se espera que estén alegres. De hecho, una de cada diez madres reúnen los criterios de depresión en el período postparto. Es muy importante conversar sobre los sentimientos que se experimentan en el período postparto, debido a que la depresión postparto no tratada, puede afectar la relación entre la madre y el bebé y, en casos severos, puede poner en riesgo la vida de la madre o del bebé.

La Depresión y los Hombres

Aunque los hombres tienen menos probabilidades de sufrir de depresión en comparación con las mujeres, de tres a cuadro millones de hombres en los Estados Unidos, son afectados por esta enfermedad.

Los hombres son menos anuentes a admitir que padecen de depresión o buscar ayuda para su tratamiento y los médicos tienden menos a sospechar de su presencia en este caso. La depresión en los hombres a menudo es disfrazada por el alcohol o las drogas o por el hábito socialmente aceptable de trabajar en exceso por largas horas. Normalmente la depresión no se manifiesta en los hombres como un sentimiento de inutilidad y desamparo, sino como irritabilidad, enojo y desánimo. Aun cuando un hombre pueda estar deprimido, probablemente tenga menos disposición de buscar ayuda que una mujer. El apoyo y estímulo de la familia y amigos pueden hacer la diferencia.

La Depresión y Otras Enfermedades

La depresión a menudo coexiste con otras enfermedades físicas o mentales. El abuso de sustancias, trastornos de ansiedad y alimenticios, son en especial condiciones comunes que pueden empeorar a causa de la depresión. Actualmente, se realizan una gran cantidad de investigaciones para evaluar la relación entre la depresión y las enfermedades físicas. Varios estudios recientes han señalado que cuando la depresión coexistente es tratada, los pronósticos mejoran sustancialmente para condiciones como: enfermedades cardíacas, SIDA, cáncer, enfermedad de Parkinson y diabetes. Es importante que le informe a su médico sobre los síntomas que está experimentando y sobre las enfermedades por las que recibe tratamiento médico. 

¿Cómo Se Diferencia la Depresión del Trastorno Bipolar?

Trastorno bipolar, también conocido como síndrome maniático depresivo, es una enfermedad médica tratable en donde el estado de ánimo de la persona alterna"estados" de depresión y manía; ésta última un estado de hiperactividad.

Tratamientos para la Depresión

El tratamiento para la depresión puede incluir medicamentos, terapia hablada u otras estrategias que usted y su proveedor de servicios médicos pueden desear tratar.  El tratamiento correcto es el que mejor le funcione a usted.

La Alianza de Apoyo a Personas con Depresión y Trastorno Bipolar no avala ni recomienda el uso de ningún tratamiento o medicamento específico para los trastornos del estado de ánimo . Para obtener información sobre tratamientos o medicamentos específicos, las personas deben consultar a sus médicos y/o profesionales de la salud mental.

La buena noticia es que de todas las enfermedades psiquiátricas, la depresión es la que más responde al tratamiento. Con la atención adecuada, aproximadamente el 80% de las personas con depresión mayor, experimentan mejoras significativas y llevan vidas productivas, incluso se puede ayudar a aquéllas personas con depresión severa. Sea paciente y persistente. No pierda las esperanzas y recuerde que no está solo. En la Alianza de Apoyo a Personas con Depresión y Trastorno Bipolar (DBSA por sus siglas en inglés), conocemos el problema y podemos ayudar.

Medicamentos
La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) ha aprobado docenas de medicamentos para tratar la depresión. Estos medicamentos se dividen en diferentes clases; cada una tiene una estructura química diferente que actúa sobre diferentes sustancias químicas del cerebro. Es importante recordar que todos los medicamentos aprobados por la FDA para tratar la depresión son efectivos, sólo que no funcionan de la misma manera en todas las personas. Usted debe trabajar de cerca con su médico para determinar cuáles funcionan mejor para usted. Algunas veces esto puede involucrar tratar con más de un médicamento o una combinación de éstos. Nunca cambie su dosis o descontinúe sus medicamentos sin consultar a su médico.

La terapia hablada
La psicoterapia o "terapia hablada", es una parte importante del tratamiento para la depresión en muchas personas. Algunas veces, ésta puede funcionar sola, cuando se trata de casos de depresión leve a moderada o puede ser utilizada en conjunto con otros tratamientos. Las personas que sufren de una depresión profunda, es posible que no se beneficien de la psicoterapia, hasta que sus síntomas hayan sido controlados con otro tipo de tratamiento.

Un buen terapeuta puede ayudarle a modificar sus patrones de conducta o emocionales que estimulan la depresión. Existen varios tipos de psicoterapia: interpersonal, cognitiva conductual, terapia de grupo, para parejas y familiar, por nombrar algunas. Investigue los diferentes tipos y encuentre la indicada para usted. Los psicoterapeutas, si bien son profesionales altamente calificados, no son médicos, por lo tanto, no pueden recetar medicamentos. Si usted y su terapeuta consideran que se podría beneficiar de los medicamentos, usted necesita consultar a un psiquiatra o médico general.

Tratamientos naturales o con hierbas
Los suplementos dietéticos y otros tratamientos alternativos que se anuncian con efectos positivos para la depresión, regularmente entran al mercado. Estos tratamientos alternativos incluyen Omega-3, St. John?s wort, SAM-e y otros. La Alianza de Apoyo a Personas con Depresión y Trastorno Bipolar, no avala ni desalienta el uso de estos tratamientos. Sin embargo, recuerde que lo natural no siempre es sinónimo de seguridad. Las diferentes marcas de suplementos pueden contener distintas concentraciones de sustancias activas cuando la forma de procesarlos varía y estos tratamientos alternativos pueden tener efectos secundarios, por ello lea las etiquetas cuidadosamente y hable al respecto con su médico o farmacéutico.

Estudios recientes han sugerido que los tratamientos con hierbas, como St. John?s wort, pueden interferir con los efectos beneficiosos de algunos medicamentos. Asegúrese de informar a su médico sobre todos los medicamentos o remedios de hierbas que esté tomando.

Terapia electroconvulsiva
La terapia electroconvulsiva es para personas con síntomas severos de depresión o algunas veces de manías.  Cuando los medicamentos y la psicoterapia fallan para reducir los síntomas, la terapia electroconvulsiva puede ser un tratamiento alternativo.  La terapia electroconvulsiva nunca es impuesta ni utilizada como un medio de sumisión.

El leve estímulo eléctrico al cerebro, causa pequeños ataques que tienen como reacción el alivio de la presión.  La terapia electroconvulsiva no causa dolor; a la persona anestesiada se le administran relajantes musculares para eliminar los temblores.  Por lo general, se requiere un promedio de seis a 12 tratamientos por un período de tres a cuatro semanas.  Después de un tratamiento exitoso, los episodios depresivos subsecuentes pueden ser manejados con antidepresivos o sesiones menos frecuentes de terapia electroconvulsiva.  Al igual que otros tratamientos, la terapia electroconvulsiva tiene efectos secundarios potenciales.  Aunque se ha informado de problemas de memoria, muchos pacientes que reciben terapia electroconvulsiva, sienten que los beneficios superan los riesgos. Esto es válido, en especial para las personas que, de otro modo, hubieran tenido impulsos suicidas si hubieran esperado que la terapia de medicamentos surtiera efecto.

Nuevas tecnologías (como terapias TMS y VNS)
En la actualidad, muchos investigadores están centrando su atención en la tecnología para desarrollar tratamientos nuevos y más efectivos. Estos tratamientos pueden ayudar a las personas que tienen problemas para encontrar alivio con los medicamentos.

¿Cómo Ayudan los Grupos de Apoyo de DBSA?

Nadie con depresión debe sentirse sólo. Los grupos de apoyo de DBSA brindan un ambiente acogedor a las personas que se reúnen para conversar sobre sus retos y éxitos al vivir con la depresión. No son grupos de terapia, aunque cada grupo tiene un consejero profesional y facilitadores asignados. Los grupos de DBSA ofrecen un foro para la comprensión mutua e ir descubriendo por sí mismo aspectos de la enfermedad, ayudan a las personas a continuar y cumplir con sus planes de tratamiento y a obtener ideas y consejos prácticos de otros que la han padecido . Para obtener información sobre los grupos de apoyo, contacte a DBSA al (800) 826-3632 o haga clic aquí.


¿Cómo Puedo Ayudar a un Amigo o Familiar que Vive con Depresión?

A menudo, las personas que sufren de depresión no reconocen que manifiestan los síntomas. Lo más importante que alguien puede hacer por una persona que sufre de depresión, es ayudarle a que reciba un diagnóstico apropiado y un tratamiento efectivo. Esto puede implicar ayudar a la persona a encontrar un médico o terapeuta y concertar su primera cita. Asimismo, usted puede acompañar a la persona a su primera cita para brindarle apoyo. Anime a la persona a seguir con el tratamiento. Siga reafirmando a la persona que, con el tiempo y ayuda, se sentirá mejor.

La segunda cosa más importante es ofrecer apoyo emocional. Esto incluye comprensión, paciencia, afecto y ánimo. Entable conversación con la persona y escuche con cuidado. No realice la función de terapeuta o intente dar respuestas a las preocupaciones de la persona. Algunas veces sólo queremos que alguien nos escuche. No subestime los sentimientos expresados, pero señale las realidades y ofrezca esperanza. Invite a la persona deprimida a pasear, salir, ir al cine y otras actividades. Sea insistente de manera gentil, si se rechaza su primera invitación.

Nunca ignore las señales de suicidio. Infórmelas al terapeuta de la persona. Nunca prometa confidencialidad si usted cree que alguien está cerca de suicidarse. Si usted cree que la persona puede hacerse daño en un tiempo inmediato, comuníquese con su médico o llame de inmediato al 911. Asegúrese de que la persona exteriorice estos sentimientos con su médico.

DBSA En Ingles
¿Buscas más? Visita DBSA en Inglés para herramientas y recursos adicionales como el Advocacy Center (Centro de Activismo), el Recovery Education Center (Centro de Educación sobre la Recuperación), Clinical Trials (Investigación y Ensayos Clínicos) … y mucho más.
DBSA En Ingles
 
Para los médicos Preguntas frecuentes Contactos
Home